¿Cómo me di cuenta de que la frustración me controlaba?

Factores que pueden hacer que tomemos la opción de la frustración podrían ser:

  • casa desordenada
  • niños mal criados
  • la rutina
  • tener cosas incompletas o sentir que tenemos cosas incompletas
  • no tener metas
  • no tener un objetivo claro de lo que queremos
  • circunstancias adversas
  • niños desordenados (etapas)
  • querer controlarlo todo
  • que las cosas no se hagan a tu modo
  • ser demasiado exigente
  • pretender que las cosas se hagan cuando quieras
  • no tener dominio de las emociones
  • la impotencia (creer no tener la capacidad de resolver algo)

Hablemos de la frustración: Primero veamos la definición de Frustración: es un sentimiento desagradable que se produce cuando las expectativas de una persona no se ven satisfecha al no poder conseguir lo pretendido.

Hablemos de ira porque esta va de mano con la frustración. Ira: es un sentimiento muy grande de enfado, son emociones que todos sentimos a veces. Es importante recordar que estar enojado en sí mismo NO es algo malo. La ira se convierte en algo malo cuando respondemos de manera incorrecta: gritar, perder el control, decir cosas hirientes, etc.

Ese momento que me quedé en casa por completo fue cuando me encontré conmigo misma. El no saber la importancia de mi lugar en el hogar. El impacto que la frustración causaría en mi familia. El no estar en el orden en que el Eterno diseño las cosas causaban en mi estar frustrada, enojada. El constante desorden en la casa. No saber respetar las etapas de mis hijos me frustraba. Confieso que yo misma no sabía controlar mis emociones. 

No tener el control de las cosas me hacía estar de mal humor y frustrarme. Los problemas de conducta de mi hijo me descontrolaban. Él lloraba por todo e igual se frustraba por no saber controlar con sus emociones. Mi comportamiento estaba afectando a mis hijos y yo debía de cambiar.  

Otra cosa es que yo era muy exigente conmigo misma, al punto de ser perfeccionista y cuando las cosas no te salen así eso trae frustración. El perfeccionismo te lleva al punto donde no se puede derramar nada, aunque sea por accidente. Cuando tenemos niños pequeños todas estas cosas van a pasar.  

En nuestra infancia se va a reflejar en nuestra maternidad. El tener que estar constantemente cumpliendo las expectativas de mi mamá y sus constantes críticas me llevaron hacer intransigente. Esto me llevo hacer intolerante y mal humorada con los errores de los demás. No, les tenía paciencia a mis hijos cuando estaban pequeños.  

El estar frustrada y constantemente mal humorada se reflejó también en mi matrimonio. Las constates quejas de todas las cosas que mis hijos hacían mal. La insatisfacción de la vida misma. Las falsas expectativas que tenemos de las dificultades nos pueden llevar a vivir en la frustración. 

Todas estas cosas me llevaron a buscar al Eterno y encontrar las respuestas en su Palabra. De la manera que podemos vencer las mentiras es con la verdad y su Palabra es la verdad absoluta. 2 Corintios 4:17 Pues nuestras dificultades actuales son pequeñas y no durarán mucho tiempo. Sin embargo, ¡nos producen una gloria que durará para siempre y que es de mucho más peso que las dificultades! 18 Así que no miramos las dificultades que ahora vemos; en cambio, fijamos nuestra vista en cosas que no pueden verse. Pues las cosas que ahora podemos ver pronto se habrán ido, pero las cosas que no podemos ver permanecerán para siempre. 

En las Escrituras podemos ver que tendremos tribulaciones(dificultades), pero también tenemos una garantía que las misma no duraran para siempre. Especialmente si no dejamos dirigir por el Espíritu Santo, La intención de YHWH es de producir cambios permanentes en nuestras vidas para salvación. Si no cambiamos no hay madures en el Fruto del Espíritu. v.17 dice que nos produce una gloria que durará para siempre porque aunque estamos en este plano terrenal estamos trabajando para la eternidad. 

La realidad de mi mal carácter y mal manejo de las emociones es que estaba destruyendo lo que había soñado.  Proverbios 14:1 La mujer sabia edifica su hogar, pero la necia con sus propias manos lo destruye. 2 Los que siguen el buen camino temen al Señor; los que van por mal camino lo desprecian. 

 Si realmente decimos que amamos a YHWH como dice en el verso 2 le témenos, al temerle queremos hacer su voluntad. Su voluntad para nosotros es que hallan cambios verdaderos(eternos) donde podamos reflejar el dominio propio en cada una de las áreas de nuestra vida. Ej. El carácter, sabernos controlar con los alimentos, la sexualidad, controlar las emociones, controlar la boca, saber cuando hablar y cuando callar. 

Mi hijo me estaba reflejando a mí, hay conductas aprendidas en nuestros hijos que realmente son el reflejo de nosotros. A mí no me enseñaron a validar mis emociones, ni a identificarlas. La frustración es una emoción que refleja la pobreza de carácter por no saber gestionar aquello que nos frustra. Esto venia desde mi infancia y no fue hasta que tuve hijos que me pude dar cuenta y sanar. Proverbios 25:28 Una persona sin control propio es como una ciudad con las murallas destruidas.

El propósito del Eterno es sanarnos, no tenemos porque vivir así. Es importante que nosotros sanemos para que nuestros hijos sanen. Nuestros niños van a hacer nuestro espejo si no te gusta lo que vez en tus hijos autoanalízate. Ellos hacen lo ven y no lo que les decimos. Cuando yo comencé a hacer consiente de las cosas que me llevaban al punto de la frustración ellos comenzaron a cambiar.  

Es tu deber como padre enseñarles a tus hijos a identificar sus emociones. Para que sean adultos consientes. Pero tenemos que humillarnos ante aquel que nos puede cambiar. Para que nuestro entendimiento sea renovado de día en día. 

Salmo 34: 18 NTV El Señor está cerca de los que tienen quebrantado el corazón; él rescata a los de espíritu destrozado. 

El corazón: envuelve lo que es la mente, las emociones y los sentimientos. 

Efesios 4: 23 NTV En cambio, dejen que el Espíritu les renueve los pensamientos y las actitudes. 

Para poder salir de la frustración es importante que puedas identificar esas cosas que te llevan a la frustración. Te recomiendo que tengas una relación directa con el Eterno, libros, audios, podcast de las emociones, de maternidad, matrimoniales. 

Dejar de quejarse y de buscar culpables y asumir el cambio para poder ser esa mujer que edifica su hogar.  Es importante que estudies en las Escrituras tu lugar en la casa. Ya sea que estes a tiempo completo como yo o hallas decidido salir a trabajar. En Proverbios 31:9-31 parece cansón y hasta repetitivo pero estudiarlo y leerlo no es lo mismo. Tambien Tito 2:3-5 la feminidad bíblica es fundamental para tener un hogar donde fluya la paz.

 

The Tuttle Twins - a child's foundation of freedomEsta página contiene enlaces afiliados(affiliate links). Si usted compra algo, yo recibo una pequeña comisión sin ningún costo adicional para usted.

Puede que también te guste...