Vivencias

¿Cómo comencé hacer homeschooling?

Mi Proceso

Quiero contarte mi proceso como comencé hacer homeschooling. ¿Por qué no estás sola? Quiero motivarte a través de mi testimonio. Te cuento, yo vivo en los E.U. hace aproximadamente 15 años, aquí es el lugar de nacimiento de mis hijos, yo soy de origen puertorriqueño.  Mi base educativa la tuve en Puerto Rico, allí cursé todos mis estudios.  Termine dos asociados que hoy día no ejerzo.  Bueno, con esto saben que desconocía cómo el sistema escolar se desarrolla aquí en los E.U.  Muchas veces escuchamos que es mejor y más avanzado, pero como todo tiene sus pros y sus contras.  Al nacer mi niño, para mí como madre primeriza no noto cosas fuera de lo normal.  

Un niño bien activo, inteligente, amoroso, juguetón.  No es hasta que comienza el pre-kinder (VPK) que me doy cuenta de que él no hablaba con oraciones completas.  Recuerdo que una vez hubo un suceso cuando yo le preguntaba qué pasó. Lo único que él me decía eran 4 palabras y no sabía explicarse.  Me preocupé, porque si pasaba algo importante en el cual él tuviera que comunicarse, él no iba a poder hacerlo correctamente. Me doy cuenta de que, él tenía un vocabulario vago para su edad. 

Le preguntó a la maestra que puedo hacer que alternativas tenían. A mí no me dieron las alternativas, tengo entendido que ellos pueden ayudar a los padres para solicitar las ayudas necesarias. En mi caso tuve que recurrir al médico donde me dieron el referido para la evaluación del habla. Cuando fui al centro de evaluación, efectivamente él estaba por debajo en su vocabulario acorde a su edad.  

En las terapias estuvimos año y medio, él tuvo un avance al nivel de que había que mandarlo a callar. La que ha pasado por esto sabe lo que hablo.  Paso kindergarten y no hubo problema, paso a primer grado y ahí comenzaron algunos problemas. Cuando llegan las notas del primer trimestre, estaban bajitas en matemáticas y en language art (que viene siento la clase de inglés). En la reunión con la maestra le preguntó que si hay algo que ella notó, me dice que él se distraía mucho.  De nuevo voy al médico, le digo que quiero una evolución porque el niño se está distrayendo en la escuela y tiene malas notas. 

 La doctora me da un formulario que la maestra llenó, y yo también llené a lo que se refiere al comportamiento de mi hijo.  Cuando lo entrego el formulario para atrás me dice que él tiene ADHD (TDAH), por esa razón él estaba teniendo dificultad al concentrarse.  Ahora comienza una nueva etapa para mí, lo notifico a la maestra y en la escuela, entonces comienzo con el proceso de las acomodaciones.  

En el proceso los psicólogos de la escuela me recomiendan dejarlo en el grado. Eso no era una opción para mí y ha lo mejor usted que me lee, dirá que eso tiene nada de malo. Puede que no tenga nada de malo, pero tiene unas consecuencias en la mente de los niños. Las notas y evaluaciones no deben ser usadas para ponerles etiquetas a los niños. 

En tiendo que las notas son una forma que utilizan para medir el aprendizaje. Pero eso no necesariamente es así, cuantas veces ustedes mismo y yo misma me memorice cosas solo por sacar buena nota. Deben ser un recurso para ayudarlos, en cambio, no para causar traumas que marquen sus vidas para mal. Nosotros como padres tomamos decisiones por nuestros hijos que pueden marcar sus vidas por siempre. Por tal razón tenemos que ser sabios en esas decisiones. Estos procesos me motivaban más a buscar otra alternativas.

 El sistema nos a hecho creer que no somos suficientes. Se a comprobado una y otra vez que eso no es cierto. Nos han dicho, deja todo en las manos de los «profesionales». El profesional tiene un papel, pero tú tienes el amor que tu hijo(s) necesitan. No estoy diciendo que no utilice ayuda profesional. Hay cosas que requieren ayuda de un profesional que pueden suplementar con su trabajo en el hogar. No necesitas tener paciencia tampoco como muchos creen. De eso quiero abundar más en otro blog.

Le hicieron las acomodaciones del 504 e iban a comenzar el proceso de evaluación del IEP (por sus siglas en inglés). Para los que no saben qué es el 504 aquí una pequeña definición. El 504 son planes formales desarrollados por las escuelas. Con el fin de ofrecer a los niños con discapacidades los apoyos que necesitan. Estos planes impiden la discriminación y protegen los derechos de los chicos con discapacidades en la escuela. Los planes 504 están contemplados en la Sección 504 de la Ley de Rehabilitación, la cual es una ley de derechos civiles. 

Una manera en que los planes 504 logran eso es a través de adaptaciones, como tiempo extendido en los exámenes o la posibilidad de abandonar el salón de clases durante lapsos cortos. Algunos estudiantes puede que también reciban servicios a través de un plan 504, como terapia del habla y el lenguaje o clases de técnicas de estudio. 

 Aquí un poco de lo que es el IEP en términos generales, un IEP provee apoyos y servicios. Eso incluye instrucción especialmente diseñada. El propósito de un plan 504 es ofrecer apoyos para que el estudiante pueda aprender. Esto generalmente significa adaptaciones y quizás algunos servicios relacionados. Ocasionalmente, puede incluirse la instrucción especial, pero no es frecuente.  

El 504 y IEP (por sus siglas en inglés) son amparados por leyes diferentes. Todos estos términos viene hacer nuevos para mí.  Le hacen las acomodaciones y no hubo mucha mejoría en las notas. A esto le añades que tenemos más citas con la DRA. para ver el progreso al no haber mucho cambio me ofrecen medicarlo.  Al acabar el año escolar decido sacarlo de la escuela, pero todavía no estaba muy segura de hacer el homeschool. Dado que no tenía mucho conocimiento de lo que tenía que hacer. Pero era algo que lo estaba considerando fuertemente. 

Ese verano nos vamos a un jardín que tenían un evento gratis y en el lugar comienza a llover, nos resguardamos en un gazebo, allí había una señora americana con unos jóvenes.  Me estuvo curioso que la señora cargaba papel y lápices de pintar y le ofreció a mis niños si querían pintar.  Entonces le preguntó y el que me conoce sabe que si no te conozco no soy de hablar mucho, pero me atreví. Le preguntó que si hacía homeschooling y me dijo sí, lo hecho por veinte y pico de años ya.  Le comenté mi situación y me dijo que si yo sentía que eso era lo mejor para mi hijo que lo hiciera. 

Luego aprendí esto que calo hondo en mi mente. El que educa a tus hijos los está discipulado. A qué me refiero con esto es que si en la escuela que usted lleva a su hijo. Tiene un currículo ateo, humanista, con teoría de evolución que son en su mayoría las escuela del gobierno. Ahora peor aún ideología de género, teoría crítica racial, eso es lo que ellos aprenderán. Estas enseñanzas tendrán más peso porque estarán expuestos por muchas horas y años. Niños de k-12 pasan en la escuela aproximadamente 14,000 horas al año. No sé para usted, pero para mí realizar esa cantidad de horas fue alarmante. 

Otras de las cosas que el Eterno uso fue una mamá que llegó a una congregación que asistía. Ella me habló de varias opciones que existían para hacer homeschooling. Incluso me invito a su casa, me enseño el espacio donde hacían homeschooling. Me dijo de las páginas en la web donde podía encontrar las leyes de homeschooling para el estado de la Fl. Me recomendó este curriculum K12 por el cual me decido hacer el homeschooling.   

Cuando estoy en la llamada con la persona que me oriento, me recomienda que tenía que ir a la escuela del distrito que le correspondía. Porque tenía que estar inscrito en la escuela pública. Voy para inscribirlo y les cuento el porqué estaba allí, me ofrecen el terminar el proceso de evolución. Que en la otra escuela no término y me pidieron que les diera una oportunidad.  

La escuela anterior de mi hijo era un chárter, esta escuela que iba a tratar a hora es la escuela pública.  En la FL no hay mucha diferencia entre chárter y la pública porque usan el mismo curriculum de gobierno. Le doy la oportunidad para que entonces le realicen el IEP. De esto fue antes de comenzar el año escolar.

En medio del año hacen una reunión conmigo, las notas siguen mal. Mi hijo hace unas pruebas de evolución todas mal, ya a este punto tuve que medicar a mi hijo.  Una decisión que no estaba cómoda con ella y luego les quiero contar el porqué. No sé si les ha pasado, pero mi hijo es de lo que yo le preguntaba cómo le había ido y que había aprendido y él no sabía nada y no recordaba nada.  

Entonces llega ese punto frustrante donde tú no puedes hacer nada por tu hijo, porque el sistema escolar está diseñado de esa forma. ¿De qué forma? En la que tú no sabes el material que es proveído en el salón de clases. No importa cuanto él trate de leer, no importa que él esté tratando con el mejor esfuerzo y todavía no era suficiente.  

La maestra gracias a Dios muy buena me dice mamá, creemos que él pueda calificar para el programa de gifted (excepcional).  Y yo ni idea me pongo a investigar, créanme que mi hijo me apuesto aprender tanto creo que más de lo que yo pude haber hecho en los años escolares.  Me agarró de eso y comienzo a orar Señor, si esto es así homeschooling es el camino. En medio de mi búsqueda, todo a punta en que ellos aprenden mejor en casa. 

En fin la evolución (IEP) salió para el fin del año escolar, el resultado fue que él tiene un intelecto alto (IQ). Que iba a cualificar para el programa de gifted o (excepcional).  «En los estudiantes excepcionales figuran los alumnos superdotados y los alumnos con discapacidades», aclara el texto. Naturalmente, se hace una distinción entre ambos grupos, y de la misma manera reciben atenciones diferentes.  

Cuando hago algunas preguntas del programa me dicen que es una vez en semana.  Que lo sacan del salón para entonces poder hacer el programa. Cuando los sacan del salón se atrasan en la otra materia. El programa para mí no tiene ningún sentido, por la razón que él aprende diferente todo el tiempo «además del dineral que le dan a la escuela».

De que sirve que le provean dinero si no van a dedicar completamente a las necesidades del niño. Ya para el tercer grado comenzamos homeschooling de lleno y ha sido la mejor decisión. Además, que ya Dios lo había confirmado con la evaluación. Ha sido un aprendizaje constante, pero a válido la pena. Además, que para la gloria de Dios mi hijo no está medicado. Se encuentra aprendiendo a su paso y no con unos estándares absurdos que no encajan con niños que tiene mucho más para dar. Todas estas cosas me motivaron a educar en casa.

 

Puede que también te guste...